Apoyando a los viajeros en Japón

De /

Apoyando a los viajeros en Japón

El año pasado, Japón legalizó el home sharing. Esta nueva ley modificó la Ley japonesa de Hoteles y Pensiones, una ley que ha estado presente desde 1947 y que contaba con normas poco claras y restrictivas para el home sharing. Hemos trabajado duramente con socios en todo Japón para asegurar que los anfitriones tienen ahora normas claras y pueden compartir sus hogares con viajeros a través de la plataforma de Airbnb.

Con la nueva ley, los anfitriones deben registrar su espacio y mostrar  su número de licencia en el anuncio a partir del 15 de junio para poder seguir activos en nuestra plataforma. Los anfitriones usuarios de Airbnb han estado trabajando duramente para conseguir las licencias de sus espacios, y seguimos dándoles apoyo en este proceso. Miles de anfitriones han actualizado su espacio con el número de licencia y siguen aceptando huéspedes, y muchos más están finalizando este proceso.

Desafortunadamente, el gobierno japonés publicó repentinamente un anuncio el 1 de junio, instruyendo a cualquier anfitrión sin número de licencia a cancelar las reservas que se hubieran realizado antes del 15 de junio, a pesar de que muchos de estos anfitriones se encuentran realizando el proceso de registro de manera activa o están esperando su licencia.

Este anuncio ha sido una sorpresa para nosotros. Va en contra de la información que nuestro equipo había recibido por parte de la Agencia Japonesa de Turismo (JTA) y pone en riesgo las experiencias de viaje de miles de visitantes en Japón. Tan pronto como conocimos este cambio, contactamos con altos cargos de la JTA para intentar trabajar juntos en asegurar que los planes de los huéspedes en la plataforma no se vieran afectados. Para nuestra decepción, tras una serie de conversaciones, incluyendo una reunión hoy, la JTA se ha mostrado reticente a volver a su posicionamiento previo o a llegar a acuerdos razonables que protejan a los viajeros que visitan Japón. En su lugar, la JTA ha indicado que debemos cancelar las reservas hechas en los anuncios sin número de licencia, sin importar las dificultades para los anfitriones que estaban expectantes por compartir su hogar o para los huéspedes emocionados por viajar a Japón.

Queremos dar a los anfitriones tanto tiempo como sea posible para que puedan conseguir su número de licencia y respetar su compromiso con los huéspedes. Pero dada la posición de la JTA, también necesitamos asegurarnos de que los huéspedes con reservas en anuncios que todavía no han conseguido una licencia tienen tiempo suficiente para encontrar un nuevo alojamiento.

Por esta razón, todas las reservas programadas para llegar entre el 15 y el 19 de junio en un anuncio en Japón que actualmente no cuenta con licencia se han cancelado. En el futuro, a excepción de que el gobierno cambie su posición, cancelaremos automáticamente y reembolsaremos por completo cualquier reserva en anuncios en Japón que no hayan conseguido su licencia a 10 días de la llegada del huésped.

Esto es comprensiblemente frustrante, especialmente porque muchos anfitriones están muy cerca de conseguir su licencia. Es especialmente disruptivo para los huéspedes que tienen planeado un viaje a Japón para las próximas semanas y meses.

Seguiremos ayudando a los anfitriones a registrarse. Esto incluye ayudar a los anfitriones a reunirse directamente con expertos legales, así como proporcionar ayuda económica a los anfitriones que puedan incurrir en gastos adicionales al registrarse.

Sentimos lo sucedido increíblemente. Sabemos que es molesto – y que con esta afirmación nos quedamos cortos.

Japón es un país increíble y deseamos ayudar a los huéspedes en la plataforma a poder reaccionar ante este percance extraordinario. Con el objetivo de dar apoyo a la comunidad de usuarios de Airbnb, vamos a implementar un Plan de Respuesta para Viajes a Japón. Enviaremos a los huéspedes en la plataforma información acerca de los recursos disponibles en los próximos días. El plan incluye:

1. Un fondo de 10 millones de dólares para dar apoyo a viajeros. Hemos establecido un fondo de 10 millones de dólares para cubrir los gastos adicionales de aquellos  huéspedes que tengan un viaje reservado a Japón y hayan visto interrumpidos sus planes a causa de una cancelación. Pese a no ser responsables de la situación, algunos huéspedes gastarán importes adicionales para encontrar nuevos alojamientos y tal vez deban hacer frente a otros gastos, como importes para realizar cambios en sus billetes de avión. Para darles soporte y proteger a la comunidad de usuarios de Airbnb, hemos creado este fondo para cubrir gastos inesperados e inevitables generados por estos imprevistos. Más información acerca de este fondo y cómo solicitar reembolsos está disponible a continuación.

2. Devoluciones completas y cupones para viajeros. Si se cancela una reserva realizada el 15 de junio o a partir de esta fecha a consecuencia de que un anuncio no contuviera un número de registro, proveeremos una devolución completa del importe de la reserva y un cupón equivalente al menos al 100% del total de la reserva para poder ser utilizado en un futuro viaje a través de la plataforma de Airbnb. Las devoluciones y los cupones serán procesados en un plazo de 10 días.

3. Ayuda para encontrar un alojamiento. Si un huésped no puede encontrar un alojamiento que responda a sus necesidades a través de la plataforma de Airbnb, JTB (una agencia de viajes líder en Japón, que tiene acceso a otras opciones de alojamiento a lo largo del país) dará soporte para encontrar un nuevo lugar en el que hospedarse. Los huéspedes pueden visitar JAPANiCAN para recibir asistencia y obtener más información.

4. Soporte 24/7. Nuestro equipo está disponible las 24 horas al día, 7 días a la semana. Los huéspedes que necesiten asistencia pueden contactarnos a través del siguiente correo electrónico: japanguestsupport@airbnb.com.

A pesar de que estos son momentos difíciles para la comunidad de huéspedes y anfitriones usuarios de Airbnb, creemos que las nuevas normas supondrán un cambio positivo para Airbnb y para su comunidad de usuarios en Japón. En los últimos años, la falta de normas claras para el home-sharing ha impedido que muchos viajeros que utilizaban la plataforma como huéspedes no se atrevieran a dar un paso más y convertirse en anfitriones. Sin duda, existirá un periodo de ajuste, pero estas normas y regulaciones claras sobre el home sharing harán que la comunidad de usuarios de Airbnb en Japón sea más grande y más fuerte.

Una vez más, deseamos disculparnos sinceramente por esta situación y por los inconvenientes que haya supuesto para comunidad. Continuaremos trabajando en soluciones que sean efectivas para todas las partes implicadas.

 

Envíanos tus dudas, comentarios o consultas a press@airbnb.com.